DIOSES DEL POPOL VUH

Debemos examinar la idea que de sus dioses se formaban
los quichés. A más del nombre de 2'epeu, de que ya
hablamos, le decían Tzacol-hitol, que significa el que
hace ó fabrica algo, y Alomga-holom , el que tiene
hijos; todo para expresar su poder creador. Llamábanle
también Cae ó fuego, que les había sido dado por mano
de Tohil: así es que éste en realidad era el Xiuhtlefl,
y todos eran el sol en sus diversas atribuciones nahoas,
introducidas por los emigrantes yaquis y ameca.
Y sin embargo de que era el dios creador, conservando
su zoolatría, dejaron la creación del hombre á las
deidades animales; pero los nahoas introdujeron la idea
de la dualidad ó duodeidad, como dice con bastante
fortuna el P. Ximénez: y así Vxich, la zorra, y Vhú,
el lobo, fueron los padres de la humanidad. El señor
poderoso Hunhwiah/pú concibió en A'qnir, sangre, hija
de Cuchmnaqidc, sangre junta, á Hunahpú; y éste fué dos, Hnna?ij>'ú-Vvch y HíinaJijiíí-Vhú , que ya vimos
que fueron los padres de los hombres.
Otra dualidad que aparece como los padres y ascendientes
de los hombres, es la de los viejos Xpiyacoc y
Xmucane. El Popol Viih los llama dos veces abuelo y
dos veces abuela, con lo que se quiere dar á entender
que son los progenitores de los hombres. Sus nombres
vienen de iyum, antepasada, y mamam, antepasado.
Fueron , pues , entre los quichés los representantes de los
poderes paternal y maternal de la vida orgánica; en el
Popol Viih se les llama abuelos del sol y de la luna, y
se les invoca para la creación de la humanidad y para la
germinación de las semillas. El viejo Xjñyacoc es el
maestro de la adivinación, para lo cual se servía de los
tzite ó frijoles sagrados; y Xmiicane preveía los días
buenos y las estaciones favorables: ambos eran grandes
mágicos , y se les consultaba sobre los buenos ó malos
agüeros, si nacía un niño ó había de celebrarse un
matrimonio.

Buscando la importante etimología de estos nombres,
Ximénez dice que Xmucane viens de mi1{,
entierro ó fosa. El señor Brinton refiere que mucaan
significa cosa que está encuberta ó enterrada, siendo
buenos ambos sentidos por la costumbre que tenían los
pueblos del Sur de hacer sus enterramientos en túmulos,
cubriendo con tierra los cadáveres. Pues si á esa
palabra se le agrega el prefijo femenino ¿p y la terminal
eufónica e, resulta X-mucaan-e. Y sin embargo, el
mismo que da esta etimología no la acepta, y prefiere
la siguiente: x, prefijo de mujer, y mucanel, fortaleza,
poder: la fortaleza de la mujer. En cuanto á Xpiyacoc
lo deriva de xiplil, el falos, y de ococ, el acto de la
generación.

Sea de ello lo que fuere , tomando en consideración
todos los atributos de estos dos personajes, creemos que
son simplemente el Cipactli y la Oxomoco nahoas,
cuyos nombres se corrompieron ó reformaron, como era
natural , al pasar á otro idioma. De todos modos , vemos
que en la civilización del Sur juega gran papel el poder
generador, y que era importantísimo el culto del falos.
Por lo demás, la etimología de Xmucane, que expresa
la que entierra, viene bien con una de las representaciones
nahoas de la tierra, con Coatlicue, que ha
encallecido sus manos de tomar cadáveres que ocultar
en su seno, y como la tierra tiene dos cualidades, la de
destructora y la de creadora, le viene igualmente bien
la otra etimología que da la fortaleza ó poder generador
de la mujer, que corresponde á la Cliimalma
nahoa; pero notemos desde ahora que en la civilización
del Norte el símbolo del poder creador era la mano, y
en la del Sur el lingam ó falos

No hay comentarios :

Publicar un comentario

DEJA TU COMENTARIOS CON TUS DUDAS Y SUGERENCIAS,ASI COMO TAMBIEN UN PEDIDO EN PARTICULAR.
TAMBIEN PUEDES TU CORREO ELECTRONICO PARA UNA RESPUESTA MAS RAPIDA.